domingo, 22 de enero de 2012

Leyes al servicio de la Verdad y la Justicia




No da nada por sabido, y hace bien. Igual que hace unos meses nos sorprendía convocando un año de la fe y en la carta apostólica -Porta Fidei- nos hacía reflexionar sobre el hecho mismo de la fe, no sus consecuencias, ayer el Santo Padre quiso dirigir la mirada de los miembros del tribunal de la Rota Romana hacia el hecho mismo de la Verdad y la Justicia como criterios interpretativos de las leyes en la Iglesia.

Lejos de todo positivismo jurídico afirmó el Papa que "identificar el derecho canónico con el sistema de las leyes" es una visión empobrecida del Derecho que ignoraría el Derecho Natural y el Derecho Divino de las que toda ley humana, más aún las leyes en la Iglesia, reciben su legitimidad.
No se trata de quitar valor a las leyes canónicas en aras de una supuesta flexibilidad o misericordia, lo cual sería otra manera de positivismo, se trata, más bien, de no perder de vista la Justicia y la Verdad que provienen de Dios y de la naturalez de las cosas cuando tenemos que aplicar las leyes o interpretarlas, como señala el canon 17 del Código.

Se trata, en definitiva, de alcanzar una verdadera madurez cristiana que actúa con libertad, sin constreñirse, y al mismo tiempo en comunión con la Iglesia.

En espera de la traducción oficial podéis encontrar el texto completo del discurso aquí: http://www.iuscanonicum.org/index.php/documentos/78-discursos-del-papa-a-la-rota-romana/477-discurso-del-santo-padre-benedicto-xvi-al-tribunal-de-la-rota-romana-de-2012.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada